domingo, noviembre 04, 2007

Jardines del Palau de les Heures


Justo tocando con el Parque del laberinto y el barrio de Montbau, en la ladera de Collserola, está el Palau de les Heures (Palacio de las Hiedras) que se construyó a finales del siglo XIX. En la parte alta de la finca y a sus pies se extienden una serie de valiosos jardines, tanto por su belleza como por la vegetación en sí y de su entorno boscoso.































El palacio consta de cuatro torres redondas coronadas por picos cónicos al estilo de los châteaux franceses. La perspectiva que puede contemplarse desde la terraza que hay delante del edificio es majestuosa. El conjunto es muy armonioso con amplias escalinatas a ambos lados del palacio que salvando los desniveles permiten llegar a las diferentes partes que está distribuido el jardín. Largas rampas entre los tramos de escaleras facilitan la accesibilidad. Podemos encontrarnos plantaciones de viña virgen y rosales trepadores por los muros que soportan las terrazas, en los rincones, grandes macetas de terracota con geranios de flor menuda.






Cuando se llega a la parte más baja de los jardines, la visión es tanto o más impresionante que la que se puede observar arriba. El palacio queda elevado al fondo, adornado por una vegetación espectacular, y en los diferentes tramos se pueden ver y escuchar surtidores de agua en las diferentes fuentes.

En todo el recorrido existen bancos para sentarse, tanto a la sombra como al sol.

Existen palmeras, magnolios, laureles, gardenias, acacias, naranjos, olivos y altísimos cedros, pinos, cipreses.








Un poco de historia…
El espacio donde hoy está el Palau de les Heures, tiene una larga historia. Una de las primeras noticias que se tiene está relacionada con un crimen pasional que al parecer tuvo lugar por el año 1875 en una fuente que había en la finca, llamada Can Durán .

En 1893, adquirió la finca Joseph Gallart Forgas, un industrial que consolidó su fortuna en Puerto Rico. Gallart encargó el proyecto del palacio y los jardines al arquitecto August Font i Carreras. Las obras se acabaron el año 1895.

Los Gallart vivieron en Les Heures hasta la Guerra Civil, en que la finca fue expropiada y destinada a primera residencia del presidente Azaña, que no la ocupó nunca. Quien sí que se instaló fue el President Companys, para protegerse de los bombardeos de Barcelona, ya que era un lugar muy complicado para atacar desde el aire. Hasta construyó un refugio subterráneo. El hijo del fundador del palacio Joseph Gallart Folch, envió una fotografía aérea de la finca al general Kindelán para que la bombardearan, cosa que este no hizo por la dificultad orográfica.

El año 1958, la Diputación adquirió una parte de la finca y la unió a los Hogares Mundet. El año 1998 se firmó un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona, mediante el cual el uso de los Jardines del Palau de les Heures se cedió a la ciudad. En cuanto al Palacio, actualmente la Fundación Bosch i Gimpera imparten estudios de formación continuada.




4 comentarios:

Marona dijo...

¿te puedes creer que nunca he estado en esos jardines?
Es que no tengo perdón de Dios!
Un beso!
PD. Esa que dice el cacharrín que está en Graz soy yo, desde Salzburgo, que los ordenadores siempre me detectan más al este de lo que estoy :)

rosalisabel dijo...

No es tan raro que no lo conocieras Marona, si te has leido todo el texto, en el último apartado verás que se abrió al público en el año 1998, osea que no hace mucho. Yo estoy aquí y cada dia me sorprendo encontrando rincones nuevos. El último ha sido hace dos dias, pero no hay foto porque era al anochecer y Barcelona tenía como una "boira" de la humedad del mar que hacía imposible que se viera bien lo que yo podía apreciar. Estuve en la parte más alta por el lado de Mare de Deu de Montserrat, hay una vista de la ciudad "impresionante" desde el Maresme hasta más allá del Llobregat.
Cuando vengas podemos hacer una excursión.
Petonets

Hermes dijo...

Maravillosa descripción y fotografías.

Estaba buscándo lugares nuevos y desconocidos de mi ciudad para visitar con mis hijos.

QUE GRAN SUERTE !

Anónimo dijo...

Tengo curiosidad por el crimen pasional que dicen pero no veo la historia por ningun lado